Mapa del Site
 

INFORME DE LA BBC
 

Piel de feto para quemaduras
Los médicos del Hospital de la Universidad de Lausana colocaron en las heridas de ocho niños una capa de piel artificial desarrollada con células de la piel de fetos abortados. Según los investigadores, las heridas sanaron después de sólo dos semanas.

Un equipo de científicos desarrolló un revolucionario tratamiento para las víctimas de quemaduras que dicen acelerará la recuperación de las víctimas.
Los médicos del Hospital de la Universidad de Lausana colocaron en las heridas de ocho niños una capa de piel artificial desarrollada con células de la piel de fetos abortados.

Según los investigadores, que publicaron sus resultados en la revista médica The Lancet, las heridas sanaron después de sólo dos semanas, lo que significa que no hubo necesidad de los dolorosos injertos.

Sin embargo, según le explicó a BBC Mundo un especialista en quemaduras, es difícil calificar el potencial de los nuevos tratamientos debido a que estas lesiones suelen sanar por sí solas.

Lesiones complicadas

Actualmente las víctimas de quemaduras graves deben ser sometidas a un largo procedimiento quirúrgico para eliminar el tejido quemado y sustituirlo por tejidos del propio paciente o piel de cadáveres de donantes.

Pero tal como señala el doctor Juan Vanerio, profesor agregado del Centro Nacional de Quemados, en Uruguay, este tratamiento tiene costos muy altos y se necesita esperar al menos dos semanas para poder aplicarlo.

Además, agrega el especialista, los grados de supervivencia están relacionados con la edad y el estado general de salud del paciente.

"Cuando el paciente pasa de los cuarenta años y con enfermedades asociadas, las cosas se complican enormemente", dice.

En efecto, a pesar de que se ha avanzado mucho en las terapias de quemaduras, éstos siguen siendo tratamientos muy complicados y por lo general dolorosos.

Los médicos suizos descubrieron que con sólo una donación de piel de feto, podían desarrollar varios millones de muestras de piel a partir de las cuales podían producir sus "vendajes biológicos".

Enorme potencial

Los ocho niños sometidos al tratamiento tenían quemaduras de segundo y tercer grado por aceite caliente, agua hirviendo o fuego.

Los médicos aplicaron las muestras de piel en las lesiones y sobre éstas los vendajes, que cambiaron cada tres o cuatro días durante tres semanas. Según los investigadores, el tratamiento "mostró un gran potencial" ya que la piel artificial se desarrolló en corto tiempo y sin necesidad de técnicas adicionales de injertos.

Según el doctor Vanerio, "los actuales cultivos de queratinocitos tiene dificultades porque sólo se puede obtener una sola capa de células y son muy inestables".

"Si con esta investigación se puede obtener una cobertura más estable quizás podremos obtener mejores resultados desde el punto de vista de la supervivencia del paciente".

Sin embargo, las lesiones por quemaduras, de primer y segundo grado, suelen sanar por sí solas y éste es un problema que enfrenta la investigación sobre el tratamiento de estas heridas.

"Tenemos una gama de lesiones en las que, dependiendo de su profundidad, el organismo puede colaborar reparando y cubriendo la superficie"

Es por eso que este tratamiento con células de piel de feto podría ser particularmente útil en las quemaduras de tercer grado en las que no existe ninguna posibilidad de autoreparación del organismo.

Por supuesto también está el aspecto físico que al final del tratamiento tendrá el paciente, pero ese, dice el doctor Vanerio, "es otro capítulo".


Propiedad de MASTER FARMA S.A. ®-2005