Mapa del Site
 

INVESTIGACIÓN EN LOS EE.UU
 

Podrían crear células madres sin usar embriones humanos

El nuevo hallazgo podría eludir las objeciones éticas y religiosas que frenan el estudio de las células obtenidas de embriones humanos. Los científicos fusionaron células madre de embriones con células del tejido de la piel que fueron así reprogramadas a su condición en embriones.

Un equipo científico de la Universidad de Harvard anunció este lunes un avance en la investigación de las células madre que podría eludir las objeciones éticas y religiosas que frenan el estudio de las células obtenidas de embriones humanos.
Los científicos fusionaron células madre de embriones con células del tejido de la piel de humanos adultos que fueron así "reprogramadas a su condición en embriones", afirmó Kevin Eggan, uno de los investigadores en el Instituto de Células Madre de la Universidad de Harvard, en Cambridge (Massachusetts).

"Debo enfatizar que esto no está listo para el uso habitual, y tampoco reemplaza las técnicas que ya hemos tenido para la obtención de células madre de embriones", agregó el científico.

Pero los experimentos "muestran que las células madre de embriones humanos tienen la capacidad de reprogramar los cromosomas de células somáticas de adultos después de la fusión", según la investigación, que publicará el jueves próximo la revista Science.

Las células madre, presentes especialmente en la médula espinal, tienen la capacidad de desarrollarse como células de cualquier tipo de tejidos. Los científicos creen que podrían usarse para el tratamiento de enfermedades relacionadas con el deterioro de tejidos, como el mal de Parkinson y el de Alzheimer.

Pero, dado que, hasta ahora, las células madre más eficaces son las que se obtienen de embriones, la investigación ha estado rodeada de controversia: algunos moralistas y grupos religiosos se oponen a la destrucción de embriones humanos para la "cosecha de células madre".

Los partidarios de la investigación señalan que en EE.UU. hay ya unos 400.000 embriones humanos congelados y que, eventualmente, serán destruidos y que son el resultado de los tratamientos para infertilidad que producen un exceso de embriones.

El presidente estadounidense, George Bush, decidió en agosto de 2001 que el Gobierno federal sólo asigne fondos para la investigación con una cantidad limitada de células madre existente hasta la fecha, debido a las "profundas cuestiones éticas y morales" que implica esta práctica.

El equipo de Eggan, encabezado por Chad Cowan, indicó en su artículo de la revista Science que su método "eventualmente podría conducir a una ruta alternativa para la creación de líneas de células madre hechas, genéticamente, a la medida, para el uso en el estudio y el tratamiento de enfermedades humanas".

Eggan explicó que la meta es crear células madre portadoras solamente de los genes de un paciente. Las células creadas en los experimentos portan demasiado ácido desoxirribonucleico (ADN), tanto de la célula madre como de la célula madre de embrión empleada en el proceso.

Los científicos reconocieron que "quedan barreras técnicas sustanciales antes de que puedan usarse las células madre de embriones para propósitos terapéuticos", pero destacaron que "estos enfoques podrían eludir algunas de las preocupaciones logísticas y sociales" que han frenado esta investigación en Estados Unidos.


Propiedad de MASTER FARMA S.A. ®-2005